Audios de Participaciones de Compañeros de AA

Estimados compañeros, con motivo de la contingencia sanitaria por el covid-19, estaremos publicando audios de participaciones de diferentes eventos de AA. Espero disfruten estas participaciones. Especial agradecimiento al compañero Francisco S del grupo “La Solución” de Palm Springs, CA por proporcionarnos estos audios:

1. Participación de Roberto M., de Pico Rivera, California con el tema: En la Carcel y en la Cama.

2. Participación de Jaime L. de Bakersfield, California con el tema: Instintos Desbocados.

3. Participación del compañero Reynaldo V. de California,  tema: Dinero, Poder y Prestigio.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

El Grupo Estaba Abierto

El Grupo Estaba Abierto: Acto de Amor y Gratitud

Cuando llegue por primera vez a AA, tenía escasos 23 años. Llegue el mes de febrero de 1989. En la noche de mi llegada, yo había ido a una ciudad cercana a mi pequeño pueblo a comprarme una botella de brandy para emborracharme y así darme el valor para matarme. Ya no soportaba el infierno de mi alcoholismo, los temblores, la depresión, la ansiedad, la soledad, la vergüenza apabullante, el maltrato a mi familia y la sicosis total.

Pero algo sucedió esa noche. No me ajusto el dinero para comprar mi última botella así que decide manejar de regreso a casa y quitarle dinero a mi mujer para emborracharme. Como a 3 kilómetros de estar manejando de regreso por la calle principal de la ciudad, note a mi derecha un anuncio luminoso con las letras de AA. No sé qué me motivo (ahora sé que fue Dios), pero me di la vuelta y me estacione enfrente del grupo. Como autómata o empujado por una mano invisible, me baje y entre a la junta. ¡La puerta estaba abierta!

En mi primera junta, solo estaban  dos compañeros con escasos meses de sobriedad, pero habían sido responsables en abrir su junta. Se alegraron al verme; tenían café; me pasaron el mensaje. Me hablaron que ahí podría encontrar la recuperación y recobrar la dignidad perdida. Para ser franco, estaba tan aturdido por los efectos acumulados de mi alcoholismo que no entendí mucho pero seguí yendo todo los días. Cada día que volvía, el grupo siempre estuvo abierto. Pero fue gracias a esos compañeros que abrieron cuando llegue por primera vez que pude comenzar mi camino a la recuperación y este mes de febrero cumplo 31 años de sobriedad.

Hoy en día soy un maestro de escuela amo mi vida y llevo una relación maravillosa con mis hijos, nietos y ex esposa. Lo que me prometieron se ha cumplido y todo gracias a un acto que pudiera pasar desapercibido: el servicio de abrir la puerta del grupo. Este servicio por trivial que parezca es fundamental. Tiene un efecto mariposa que nos ha llevado paulatinamente a muchos de nosotros a disfrutar las mieles de la sobriedad, lanzándonos a la 4ta dimensión de la existencia.

A través de los años reflexiono y me pregunto: ¿Que hubiera sido de mí y mi familia si ellos no hubieran abierto la puerta del grupo ese providencial día cuando llegue por primera vez? Tal vez estaría muerto y mi familia totalmente desintegrada. Por esta razón yo tomo muy enserio el servicio de abrir la puerta del grupo a su hora. Para mí, es una cuestión de vida o muerte porque nunca sabremos quien va a llegar para salvar su vida. Es como si yo me accidentara y al llegar al hospital me encontrara que no hay doctores ni enfermeras, ¡moriría! Así de importante para mí es abrir la puerta.

Comparto mi experiencia porque muchas veces yo y otros servidores hemos estado solos en la junta sin que nadie llegue y he escuchado con tristeza a algunos compañeros que afirman que no abren su día o abren tarde, “porque no llega nadie” o cierran temprano porque “no llego nadie”, pero yo me pregunto: ¿Qué tal si ese día que no abrimos o abrimos tarde o cerramos temprano, llego alguien y encontró el grupo cerrado? ¿Estará Vivo? O ¿Volverá? Tal vez nunca sepamos porque no hay manera de llevar estadísticas de cuantos han llegado a las puerta de AA solo para encontrarlas cerradas y ya nunca pudieron volver, pero para evitar esto yo siempre trato de abrir mi junta a tiempo y si no puedo abrir, trato de encontrar a alguien que abra por mí. Siempre me recuerdo de mi propia experiencia.

Se que a veces es difícil o imposible abrir todos los días las juntas, que hacemos lo que podemos, pero creo que debemos hacer un extra pequeño esfuerzo por reducir lo más que podamos los días cerrados recordándonos siempre lo importante que es también este servicio. Recordemos que el día que llegamos a AA, alguien dejo todo por abrir el grupo en un acto de amor a otros que ni siquiera conoce y gratitud por los que los recibieron. Así que por amor y gratitud,  “Yo soy responsable. Cuando cualquiera, dondequiera, extienda su mano pidiendo ayuda, quiero que la mano de AA siempre este allí. Y por eso: Yo soy responsable.”  Para mi esa mano responsable se manifiesta abriendo mi junta y quedándome aunque sea solo hasta que termine la junta. Gracias.

Armando G.

Minientrada | Publicado el por | 7 comentarios

Ansiedad Generalizada

Basado en mi experiencia personal, casi todos los alcohólicos sufrimos de algún tipo de ansiedad pero talvez la más común sea la ansiedad generalizada. Algunas veces esta ansiedad pasa desapercibida porque estamos tan acostumbrados a ella y otras veces la ignoramos conscientemente esperando que desaparezca por si sola. En otros casos simplemente desconocemos que estamos ansiosos y este estado es talvez el más peligroso; por esto mismo, considero conveniente conocer algunos de los síntomas de la ansiedad generalizada que padecemos algunos de los alcohólicos para aminorar o disminuir sus efectos nocivos con nuestro programa de recuperación. Personalmente pienso que la ansiedad es una de las causas principales de las recaídas o de la sustitución de adiciones, por ejemplo, dejar el alcohol pero volverse adicto al casino, la comida, la TV, el trabajo, las relaciones etc.

Pero en fin déjenme ponerles una lista de algunos de los síntomas de la ansiedad generalizada para que aprendamos a identificar este dañino estado de ánimo:

  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
  • Sensación de que algo malo va a pasar como una catástrofe
  • Sensación de vacío
  • Inseguridad emocional
  • Impulsividad
  • Temor a perder el control de las situaciones
  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Respiración acelerada
  • Temblores
  • Sensación de debilitada o sentirse cansado
  • Problemas para concentrarse en actividades diarias por estar preocupados con problemas reales o venideros. En estos casos se vuelve uno olvidadizo y descuidado
  • Dificultad para controlar preocupaciones, como no poder parar de pensar en el problema. También pasamos de una preocupación a otra.
  • Problemas para dormir o conciliar el sueño
  • Irritabilidad puede perder uno la paciencia rápidamente o enojarse de la nada por tantas preocupaciones
  • Evitar situaciones que provocan ansiedad
  • En casos extremos temor a la locura, la muerte o al suicidio

Yo personalmente he tenido el problema de la ansiedad desde que tengo uso de la memoria. Como resultado de mi ansiedad no detectada, cambie el alcoholismo por la comida. No fue hasta que comencé a ponerle más atención a mis reacciones emocionales diarias (Paso 10) y a meditar y rezar (Paso 11) que la ansiedad ha disminuido a niveles manejables y muchas de las veces ya ni la siento. Gracias.

Nota: AA no es profesional pero tengo una carrera en psicología que me permite compartir este tipo de temas a manera personal.

Si quieren saber más, aquí están las fuentes:
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/generalized-anxiety-disorder/symptoms-causes/syc-20360803

https://clinicadeansiedad.com/soluciones-y-recursos/preguntas-mas-frecuentes/cuales-son-los-sintomas-de-la-ansiedad/

Minientrada | Publicado el por | 6 comentarios

Bienvenidos

Bienvenidos todos a nuestro XXXV Congreso del Valle de Coachella
<<Presione aquí para ir a la página de la programación>>

 

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Abuso Emocional

Abuso Emocional Explicado

Talvez porque tengo una carrera en psicología y una licenciatura en consejería educativa que agrego temas psicológicos en esta página, pero debo aclarar que A.A. NO es profesional y que algunos de mis escritos son a tono personal y de carácter informativo. Combino temas profesionales porque creo en enriquecer la conciencia de los afectados por el alcoholismo y motivarlos a buscar ayuda. Así que el tema de hoy es abuso emocional.

Según el portal de internet elalmanaque.com (ver nota al final para esta cita), el abuso emocional es el maltrato psicológico de una persona a otra. Este tipo de abuso conlleva actitudes, acciones, y palabras tales como humillaciones, insultos, gestos desaprobatorios, aislamiento, manipulación, amenazas, etc. Además, es un proceso constante que a la larga deteriora la autoestima e imagen personal de los afectados

¿Quiénes y donde se encuentran los abusadores emocionales?

Los abusadores pueden ser desde niños hasta personas mayores y se puede dar donde haya cualquier tipo de interacción humanos como las escuelas (bullying), iglesias, lugares de trabajo, parejas sentimentales, esposos, entre padres e hijos, en grupos de autoayuda, deportivos, etc.

Perfil del abusador

  • Los abusadores son agresivos y tienen poca tolerancia para la frustración.
  • Son resentidos y culpan a los demás de sus problemas.
  • Buscan personas sumisas para controlarlas y usarlas emocionalmente.
  • Son egoístas y faltos de empatía (no sienten el dolor que le causan a otros).
  • Les cuesta trabajo mantener relaciones íntimas con otras personas.
  • No se responsabilizan del daño que causan.
  • Limitan económicamente a la víctima o la hacen dependiente de otra forma.
  • Son manipuladores. Convencen a las víctimas de que es su culpa por el maltrato recibido o engañan a otros dándoles una imagen distinta a los que son.
  • Parecen amables y buenos en público, pero en privado pueden ser crueles, sarcásticos, e irónicos en privado.
  • Son muy demandantes y exigentes, no toleran que no satisfagan sus necesidades.
  • Tienen una capacidad para engañar a otros y engañarse a sí mismos. Viven fuera de la realidad. Mantienen una figura pública aceptable y hasta admirable, pero en la intimidad viven otra cruel y obscura realidad.
  • Tratan de aislar a la víctima de amigos y familiares.
  • Son inseguros, celosos y posesivos. Tratan de controlar a los demás o de restringir sus derechos.
  • No tiene límites emocionales, ataca con todo.

Consecuencias del Abuso Emocional

  • Poca autoestima del individuo que lo limita para tener relaciones saludables con otras personas ya que se sienten sin valor como personas
  • Codependencia
  • Adicciones como al alcohol y las drogas
  • Depresión y ansiedad
  • Predispone a la víctima para ser victimado por otros; algunos niños abusados emocionalmente son víctimas de abuso sexual por otras personas o bullying en las escuelas
  • Puede causar suicidio o automutilación.

Los abusadores siempre buscan personas vulnerables para su abuso. A nota personal pienso que estas personas tienden a ser buenas personas.

Existen mucha víctimas y victimarios de abuso emocional en las familias de nosotros los alcohólicos. Es por esto que me gusta tocar estos temas. Si usted es víctima o victimario de abuso emocional, busque ayuda; no podemos como alcohólicos seguir causando daño o dejarnos causar daño. Gracias.

Si usted está interesado en leer más sobre este tema, vaya a este link
http://www.elalmanaque.com/relaciones/14.htm

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Abuso Verbal y Emocional II Parte: El Hogar

Dentro de la familia

En 1985 cuando tenía 19 años, me case con mi hoy exesposa cuando ella estaba embarazada de mi primera hija. Vivíamos en la casa de mis suegros y aunque tomaba mucho, todo iba bien los primeros meses. Todavía no me convertiría en alcohólico crónico, pero ya tenía suficientes problemas con el alcohol y emocionales que pronto empezamos a tener problemas. Me volví celoso, posesivo, y abusivo. La desvelaba para que escuchara mis problemas y mis quejas sobre ella. La acusaba de haberme hecho mucho daño y de otras locuras que solo existían en mi mente, deliraba.  Encima de todo, solo trabajaba esporádicamente; trabajaba más para tomar que para darle todo la que se merecía mi pequeña familia. La mayoría del tiempo mi mente era un caos emocional atormentado por los celos, la ira, la depresión, el miedo y el resentimiento contra todos. Creo que hasta desarrolle paranoia.

Durante los pocos meses que vivimos con mis suegros, era insoportable con mi esposa y sus papas. No se cómo mis suegros no me corrieron, pero no fue necesario porque en uno de mis arranques de locura, me regrese a México dejándola a ella con mis suegros. Lo hice solo para lastimarla y castigarla a ella. Ahora entiendo que hacia sufrir a otros porque yo sufría también. No se da lo que no se tiene.

Después de unos meses en México donde solo me la pasé borracho y quejándome de mi mala suerte, decidí regresar a los Estados Unidos. Cuando regresé, le rogué a mi esposa para que volviera conmigo, jurándole que ya había cambiado y para su mala suerte, volvió conmigo. Nos fuimos a vivir a un cuartito que parecía recamara. Éramos relativamente felices hasta que mi locura volvió y empecé con mis antiguos celos y reclamos. La insultaba y maltrataba. Lo peor es que mi hija veía como trataba a su madre convirtiéndose en victima también de los abusos verbales. En resumidas cuentas, repetía lo que había aprendido en mi familia de origen.

Durante 5 años, ella compartió conmigo la peor parte de mi alcoholismo. Durante ese tiempo, tuvimos dos hijos más, pero los abusos verbales y físicos eran el pan de cada día. Por cinco años mi familia fue víctima de todo tipo de ataques verbales, emocionales y físicos y los últimos 2 años de mi alcoholismo fueron todavía peor por mi deterioro mental y físico. Me la pasaba insultándolos todo el día con palabra altisonante y degradantes, pero a mí no me gustaba que me dijeran nada.

Para agregar más a mi comportamiento abusivo, tampoco trabajaba; solo me dedicaba a emborracharme con licor fuerte y alcohol de caña. Sufría de delirios tremens, delirios persecutorios y paranoia.

También acusaba a mi pobre esposa de ser ella la mala conmigo, de no comprenderme y no hacer nada por mí a pesar de que ella era la única que trabajaba para mantenernos a mí y a mis hijos. ¡Semejante egoísta que era! No apreciaba nada de lo que ella hiciera. No comprendo porque no me abandono y se salvó de mi con mis hijos. Tampoco comprendía porque era yo un ser egoísta y malo; en algunos momentos de lucidez me preguntaba a mí mismo porque no podía ser como otra gente y portarme como un verdadero hombre. Yo también quería ser feliz pero no podía controlar mi naturaleza emocional y alcoholismo. Estaba muy enfermo.

Ahora entiendo que los alcohólicos somos seres muy enfermos tanto física, mental como espiritualmente. Solo borracho experimentaba alivio al dolor emocional crónico hasta que el alcohol mermo mis facultades mentales todavía más. Y esto hizo que mi vida no solo fuera un infierno, sino que convertí en infierno la vida de mis seres queridos. Me la pasaba la mayor parte del tiempo pensando negativamente de todo y de todos. Si me hubieran diagnosticado, hubiera calificado como enfermo mental

Hasta el día de hoy, no sé qué movía a mi esposa a amarme incondicionalmente. La verdad no merecía ese nivel de amor por mi comportamiento. Ella era la única persona que me amaba a pesar de mi alcoholismo y aunque ya estamos divorciados, vivo eternamente agradecido por su amor incondicional y paciencia.  Sin su apoyo talvez estaría muerto o en el manicomio. Hoy a pesar de estar divorciados, nos seguimos hablando amigablemente. Dice Bill W. nuestro fundador que lo único que hicimos bien fue escoger a nuestras esposas y yo estoy de acuerdo.

Antes de divorciarnos y ya en Alcohólicos Anónimos, tuvimos otra hija; son cuatro en total y 7 nietos. Gracias a Dios están todos bien.  No sé qué hubiera sido de ellos si no hubiera llegado a A.A. Gracias al programa y a Dios, tengo buena relación con ellos y viven agradecidos con Dios por mi cambio.  Estoy eternamente agradecido con Dios que ellos sobrevivieron el infierno de mi alcoholismo.

Los alcohólicos somos seres egoístas que solo miramos el daño que no hicieron, pero rara vez nos damos cuenta de cuánto daño le hemos hecho a otros (Pasos 8 y 9); por eso creo necesario compartir lo malo de nosotros para promover la reflexión transformadora, la mea culpa.

El alcoholismo tiene un impacto enorme en la familia y en la sociedad en general. El abuso verbal y otras formas de abuso se perpetúan por aprendizaje en familias disfuncionales y son parte de la enfermedad del alcoholismo. Esta enfermedad no solo afecta al enfermo si no que a todos los que lo rodean, arrancándoles la felicidad y marcándolos emocionalmente a todos. Consecuentemente, cuando me recupero, mi recuperación no solo me beneficia a mi sino a todos los que me rodean acabando con las cadenas de abusos y disfuncionalidad. Gracias por dejarme compartir y gracias Dios mío por todo.

Por Armando

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Nuevo Horario de la Estrella en el Camino

Lunes 5 de noviembre, desde este día el nuevo horario del grupo “Una Estrella en el Camino” será de 7:00pm a 9:00pm.

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario

Violencia Verbal

¿Qué es violencia verbal? Según Wikipedia, esta se produce cuando una persona critica o insulta a otra persona. Violencia verbal es una forma destructiva de comunicación que tiene como propósito dañar el concepto de sí mismo o la autoestima de otra persona y producir emociones negativas en ellas. El abuso verbal es un mecanismo de defensa inadaptado que se puede presentar ocasionalmente en personas en momentos de estrés o incomodidad física pero cuando es un patrón de conducta puede ser utilizado por algunas personas para manipular, controlar o vengarse de otros, dañando así la integridad mental y emocional de otros. El abuso verbal incluye:

  • Ira abusiva o arrebatos de ira inapropiada
  • Acusar y culpar a otros constantemente
  • Negar que uno actuó con ira o con abuso; dicen “no exageres,” “solo bromeaba,” “no seas sensible,” etc.
  • Alegar por todo negando. Contrarrestar pensamientos, sentimientos, puntos de vista, etc.
  • Juzgar y criticar demaciado a otros.
  • Gritos e insultos degradantes
  • Amenazas, acusaciones, criticas degradantes ordenes agresivas, gritos, etc.

Constantemente me doy cuenta que debo vigilar mi ira justificada y el atacar verbalmente a otros. Como A.A. es mi deber mejorar como ser humano para hacer que las personas alrededor mío se sientan bien con mi presencia y no amenazados. Si soy paciente hago que mi entorno especialmente en mi grupo la gente se sienta segura y respetada emocionalmente.

Minientrada | Publicado el por | 5 comentarios

Abuso Verbal y Emocional

Primera Parte
Violencia Verbal y Emocional:
Efectos en la Persona, Familia y Grupo

                                                                       La Persona
Una de las cosas que tuve que aceptar con el tiempo en el programa y atreves de la terapia profesional fue el identificarme como sobreviviente de abuso emocional, verbal y físico, pero también que esto me condiciono para convertirme en un abusador. Las secuelas del abuso me hacían sufrir a mí mismo y los que me rodeaban. Así que para cambiar tuve que identificar, admitir, compartir y cambiar. El ser abusivo tiende a ser una conducta aprendida así que tenía que hacer algo. Esto fue una dolorosa admisión, pero me ayudo a mejorar mi relación conmigo mismo y con otras personas.

Para aquellos que hemos sufrido y hemos hecho sufrir a otros por el abuso emocional, verbal y físico, no es algo sencillo de compartir, pero creo necesario hablar con franqueza sobre este tema para la reflexión y la transformación espiritual. Tampoco quiero dar a entender que yo sufrí más que otros; hay gentes que han vivido cosas peores, pero este relato es para compartir mi propia historia y proceso de recuperación emocional.

Déjenme contarles que yo crecí en un hogar alcohólico huérfano de padre desde los 6 años y con una madre alcohólica, promiscua y abusiva. En mi casa había gritos, insultos y golpes todo el día. No solo de mi mama sino también de mi hermano mayor. Yo vivía estresado y ansioso por las amenazas de violencia y la violencia consumada. Nunca sabia cuando me iban a pegar o humillar con gritos y sobrenombres en la casa o en la calle. En mi casa no se respiraba amor ni mucho menos comprensión, solo violencia verbal y física; no importaba cuanto me esforzara por ser amado, respetado, y aceptado nunca era suficiente lo que yo hiciera para lograr esto que tanto deseaba. Ayudaba a limpiar la casa, cuidaba de mis hermanitos, sacaba buenas calificaciones, pero nada de esto servía para detener los abusos. Me sentía sin esperanza, ni apoyo, solo y con mucho odio. A la postre yo también empecé a maltratar a mi hermano más chico que hoy le cuesta trabajo hablarme y perdonarme.

Los constantes abusos verbales y emocionales me hicieron crecer con mucho odio hacia mí mismo y hacia los demás. Pero más a mí mismo; no podía aceptarme, ni amarme, ni respetarme a mismo (interiorice el abuso). No quisiera contarles cuantas veces pensé en suicidarme o simplemente morir desde que tenía 11 años. Así que no fue de extrañar que desde los 13 años ya empezara a tomar mucho para aliviar el dolor emocional. Creo que los más difícil de esos años, fue no entender de donde se originaba tanto dolor en mi alma, la soledad, y las pocas ganas de vivir. Siempre pensé que lo que me pasaba era “normal” porque mi mama me decía que ella había sufrió más que nosotros y que estábamos en la gloria y que otras mamas eran peores así que yo le creía, pero yo me sentía desamparado y solo.

Ya cuando tenía 14 años, mi autoestima ya estaba por los suelos y mi alcoholismo comenzaba a empeorar ya que fue cuando tenía esta edad que mi mama decidió irse a trabajar a los Estados Unidos dejando a mi hermano mayor y a mí solos en México; solo se llevó a mi hermano menor que tenía 6 años.  En el fondo yo me alegre que se fuera mi mama porque esto significaba más libertad para beber y un respiro a los golpes y a los gritos. El alcohol me daba alegría y ganas de vivir. Me hacía sentir bien conmigo mismo y eliminaba mi soledad lo que reforzaba mi dependencia emocional al alcohol, aunque a la postre terminaría por destruirme. Bebí tanto que a muy duras penas termine la preparatoria cuando tenía 17 años y durante todo esto tiempo jamás deje de sentirme mal emocionalmente solo alcoholizado podía soportar la vida.

En 1984 cuando tenía 18 años, emigre a los Estados Unidos. Más bien me escape a los Estados Unidos ya que pendían sobre mí una orden de captura (no oficial) por mis actividades políticas en México. Era miembro de un movimiento clandestino que se oponía a el gobierno mexicano de esos años. Llegué con mi mama y solo peleábamos hasta que me salí de su casa y me fue a vivir con una buena señora que me protegía y cuidaba. Cuanto la amaba por ser tan cariñosa como una verdadera madre. Ella murió a finales de los 80s y todavía vivo agradecido por el año que viví con ella.

Durante este tiempo seguí tomando mucho y haciendo trabajos esporádicos fue entonces cuando conocí a la persona que fue mi esposa y madre de mis hijos. Fue un romance muy loco, que culminó con ella juntándose conmigo….(continuara).

By Armando

Minientrada | Publicado el por | 3 comentarios

Nuevo Grupo de Alcohólicos Anónimos

Grupo Una Esperanza de Fe
Alano Club
57637 Yucca Trl. Yucaa Valley
Yucca Valley, CA 92284
Sesiones Lunes, Martes y Jueves de 7:30pm a 9:00pm
<<Presione aquí para el mapa del grupo>>

Minientrada | Publicado el por | Deja un comentario