Mi Caminar en las Rutas Espirituales

Para mí la dependencia en un Poder Superior es la extensión natural de la fe. Porque para depender de un Poder Superior, primero tengo que creer en El y una vez que creo en El, reforzar esta relación con la oración y la meditación constantes. Pero no siempre pensé en esta forma tan clara. Al principio de mi caminar en la fe, tenía muchos prejuicios contra la vida espiritual y en especial la fe.

La fe, el componente esencial de la espiritualidad, despertaba en mi emociones negativas por parecerme demasiado religiosa, infantil, impráctica e inculta, pero con mi derrota personal ante el alcohol y a nuestro programa, me di cuenta de que la fe era algo más que una simple palabra. La fe es una práctica poderosa y sencilla para tratar muchos problemas emocionales, mentales y espirituales que afligen a los alcohólicos como yo.  La fe da fuerza a la espiritualidad y sus frutos son la paz espiritual, la fortaleza emocional, y las ganas de vivir. Sin fe y la dependencia de un Poder Superior,  la recuperación emocional, mental y espiritual puedieran ser seriamente acotadas, limitando o impediendo la renovación anhelada y  la felicidad duradera. Talvez sin la fe pudiéramos lograr estar sin beber incluso por años, pero sufriendo emocionalmente.

Decimos mucho en las juntas que el alcohol no fue más que el síntoma más grave de una enfermedad mental y espiritual. Y la verdad que si ya que antes de que yo empezara a beber ya tenía fuertes problemas emocionales y existenciales. Me sentía solo, sin rumbo, deprimido y ansioso. Estos sentimientos me atormentaban todo el tiempo y solo me sentía normal cuando tomaba. El alcohol era mi medicina en contra de mis demonios; el alcohol era mi dios, pero este “dios” se volvió contra mí; se convirtió en mi “demonio” que me torturaba todavía más. Tanto me destruyo que mis depresiones y delirios me tenían al borde de la muerte y la locura. Tuve que experimentar esta dolorosa derrota para arrodillarme ante otro Dios que era espiritual y no sintético. En mi desesperación rete a Dios y le pedí que si realmente existía me ayudara. Ni siquiera para pedir fui humilde.

No fue hasta 3 meses después que llego la respuesta y en 1989 llegue a A.A. impulsado por una fuerza misteriosa que me hizo entrar al grupo una noche fría de febrero. Cabe agregar que lo mas milagroso de mi llegada al grupo fue que antes de entrar ya había contemplado seriamente el suicidio; ya no podía mas. Fue como si Dios esperara a que me derrotara completamente para actuar.  Ahora entiendo que El escogió la noche perfecta. Fue El que estaba detrás de mi llegada a A.A.

Llegue a A.A. y las palabras que compartieron esa noche mis compañeros y en especial mi primer padrino hicieron que se derrumbara en mí el aislamiento y naciera en mi la esperanza en una nueva vida. Ya no estaba solo. Sufrí lo que en A.A. nos referimos como una experiencia espiritual y volví a nacer. Desde ese momento sabía que ya no volvería a beber, pero detrás de esta actitud, estaba la fe que obra y mi derrota personal. Creí y esa creencia basto para que yo dejara de sufrir. Con el tiempo mi fe en el grupo evoluciono con fe en mi padrino y por último en la fe en un Dios amoroso. Por primera vez supe lo que era felicidad y paz mental sin alcohol

El problema es que con el existo personal volvió el ego y la soberbia y me aleje de Dios nuevamente, deteniendo asi mi evolución espiritual; casi siempre me “olvidaba” de Dios y solo me comunicaba con El para puras emergencias. Cabe enfatizar que pague caro mi descuido espiritual. Fueron 15 años de infierno emocional ya que volvieron las depresiones y los miedos, atormentarme casi a diario, y ya no tenía el alivio del alcohol porque estaba “sobrio”. Lo peor es que también hacia sufrir a mis seres queridos incluyendo a los de mi grupo porque mis trastornos emocionales se traducían en ira hacia los demás. Bien dicen en mi grupo que no se puede dar los que no se tiene.

Cansado y harto de sufrir y hacer sufrir a otros, empecé por  primera vez a practicar los Pasos de nuestro programa con seriedad. Volví a depender de un Poder Superior y volví a encontrar la fe perdida y la renovación anhelada, pero desafortunadamente fue muy tarde y perdí mi matrimonio y el amor de muchas personas. Es el precio de mi soberbia y el haberme alejado de Dios. Solo que ahora me siento diferente más agradecido y con más ganas de vivir y continuar fortaleciendo mi relación con mi Poder Superior.

Mi experiencia tiene como fin compartir mi crecimeiento espiritual dentro del programa y como se paga la soberbia. Solo le pido a Dios y comparto en mi grupo que ojala que mis compañeros no sean tan necios como yo y se mantengan dentro de las rutas espirituales, y por las rutas espirituales me refiero a nuestro programa de recuperación y sobre todo al contacto consiente con un Poder Superior.

El día de hoy también asisto a un centro religioso y rezo cuantas veces pueda cuando quiero y también cuando no quiero. Medito por lo general en las mañanas y le pido a Dios que dirija mis pensamientos para el día que está por venir además de que esté libre de los demonios de la ansiedad, la ira, la depresión y sobre todo que no me tome nada personal cuando otros me hieren. Quiero compartirles que estas sencillas prácticas espirituales me han permitido encontrar una paz y una tranquilidad más estables. Ahora poseo mas fortaleza para enfrentar la vida.

Yo he construido mi infierno y cielo aquí en la tierra y les testifico que el camino de la felicidad duradera es dejar el YO y ponernos en manos a nuestro Poder Superior primero. Esto para mi es el significado de la espiritualidad reforzado por la  fe, la oración y meditación. Recordemos que para practicar la espiritualidad estos elementos son necesarios.  Gracias.

Minientrada | Esta entrada fue publicada en Compartimiento. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mi Caminar en las Rutas Espirituales

  1. BLANCA NELLY dijo:

    El pasado verano en la catedral de una tipica ciudad . Escuche a un religioso que en su sermon hablo sobre la fe. No me considero religiosa, sin embargo cuando esporadicamente decido asistir soy receptiva. El tiempo que estube ahi me parecio poco, porque esta persona me trasmitia paz y encotraba congruencia en sus palabras. Algo que me llego profundo fue cuando dijo. LA FE ES UN REGALO DE DIOS. Termino fui a cenar y ahi tranquila mientras esperaba reflexionaba sobre esto. UN REGALO!! Cuando se da un regalo yo pienso en lo especial que para mi es la persona y uno espera que sea aceptado, valorado, y usado para bien. Obiamente por la naturaleza del programa de 12 pasos, me refiero a los regalos espirituales e inmateriales. No practicar la fe para mi seria tanto como rechazar, desperdiciar, y ofender a mi Dios por este valioso regalo de amor y confianza como es la FE. Hasta la proxima.

  2. Armando dijo:

    Gracias Arturo por tu apoyo.

  3. Artturo G dijo:

    Hola.- Coincido con lo que has escrito, en A.A. la medicina es un Ser Superior, y la manera de suministrarlo es la fé, .. así que adelante con nuestro desarrollo espiritual, nunca será el suficiente y el dolor que producen mis defectos se encargará de hacérmelo ver. Un afectuoso saludo desde CDMX. de un individuo que gracias a haber sido un borracho, .. hoy vive agradecido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.