Reflexión Sobre la Madurez Espiritual

Antes de iniciar la reflexión de la madurez espiritual quisiéramos aclarar que las opiniones de estos ensayos no reflejan la opinión de AA como un todo. Son solo reflexiones basadas en diferentes escritos.

Primero definamos madurez. De acuerdo a diferentes diccionarios, la madurez es la culminación del proceso de desarrollo de una persona en relación con sus condicionantes. También en el sentido figurativo es cuando la persona alcanza el buen juicio, prudencia o sensatez; en otras palabras es la capacidad de tener buen juicio para tomar buenas decisiones.

Segundo analicemos el contexto de la madurez espiritual.  La religión nos presenta con un buen esquema aplicable a nuestra recuperación para entender la madurez espiritual, así que empezaremos por entender los 3 niveles de desarrollo espiritual. Esto es muy similar a algunos paradigmas educativos que expresan que primero aprendemos, luego aplicamos lo aprendido, y por ultimo enseñamos a otros.

I. Cuando uno es alimentado espiritualmente: En esta etapa inicial uno es alimentado espiritualmente por otros en el grupo y fuera de el. Nuestro guías espirituales o las personas con las que nos identificamos nos enseñan el camino de la fe y como practicar los 12 Pasos en nuestra vida personal.

II. Cuando uno se alimenta espiritualmente asi mismo: En esta etapa empezamos a aplicar las herramientas de los Doce Pasos que hemos aprendido de otros y del programa en nuestra vida cotidiana. Es aquí donde se detiene la desintegración personal, y comenzamos nuestra unificación espiritual, emocional, mental, y física. El producto de la unificación personal es la reunificación con la sociedad en general y a A.A.  Dejamos paulatinamente de pelear con todo y contra todo.

III. Cuando uno alimenta a otros: Antes de profundizar en esta etapa, aclaremos primero que por las características de nuestro programa siempre seremos alimentados espiritualmente por otros y nosotros nos auto-alimentaremos; este es un proceso que no termina, pero en la última etapa empezamos a alimentar a otros espiritualmente más marcadamente.

Es en esta ultima etapa cuando nos convertimos en guías y padrinos de otros basados en nuestro ejemplo y como resultado de la practica del programa de los 12 Pasos. Aquí llegamos a tener lo que otros quisieran tener espiritualmente hablando y empezamos a dar el mensaje a otros. Algo muy importante acerca de esta etapa es que la persona espiritualmente madura no necesita hablar muchas veces para dar el mensaje de paz y recuperación.

Y por último definamos madurez espiritual. La madurez espiritual es cuando experimentamos un nuevo estado de conciencia en donde podemos sentir, hacer, y creer, cosas que antes ni siquiera imaginábamos como paz y sano juicio. Esto es definido ampliamente en el Paso 12 de nuestro programa. Es entonces que nos convertimos en guías y padrinos. En otras palabras alimentamos a otros espiritualmente.

Es en la madurez espiritual cuando experimentamos mayor libertad espiritual producto de la dependencia y relación con nuestro Poder Superior. Aquí aceptamos las cosas que no podemos cambiar, cambiamos las que podemos, y pedimos guía a un Poder Superior para discernir la diferencia. Este nuevo estado de conciencia nos permite experimentar en menor o mayor grado las Doce Promesas de nuestro programa (página 78 del Libro Azul). Pero nunca olvidemos que el desarrollo espiritual y la madurez es un proceso para toda la vida y que lo que buscamos es el adelantamiento constante y no la perfección espiritual.

Minientrada | Esta entrada fue publicada en Compartimiento. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Reflexión Sobre la Madurez Espiritual

  1. Lemnau dijo:

    como afecta esto en la duaidad universal?

  2. Blanca dijo:

    En mi experiencia para alcanzar cierto grado de madurez espiritual ha sido necesario llevar a la practica principios del programa. Un proceso en el cual he tomado la decisión de actuar con valor y aceptar con humildad mi lugar y el dolor que a veces acompaña la practica de nuevas actitudes. Posterior a esta practica he sentido una invaluable liberación, sanación, alegría y paz de espíritu. Si actuó basándome en mis deseos y preferencias me pongo en peligro, pero si mi conducta se rige bajo los principios que Dios me regala atreves del programa, mi protección esta garantizada.
    Día a día trato que mi relación con Dios sea amorosa y sincera, en un comienzo sin creer, hoy es una necesidad vital para mi, esto me lleva a vivir en sobriedad emocional, tener fortaleza interior, pensar y actuar con honestidad y no tener apegos innecesarios de lo material ni de las personas.
    Tengo mucho trabajo conmigo, pero hoy confío que Dios me dirige en el camino hacia la madurez espiritual. En este proceso se van desvaneciendo miedos a la critica, al rechazo, a cometer errores y a la inseguridad económica. Contrario a esto cada vez me lleno de fortaleza, seguridad, y amor. Solo necesito voluntad, perseverancia, paciencia y mucha practica. Gracias.

  3. Luis dijo:

    EL PROGRAMA CUANDO ES PRACTICADO AUN CON PRUEBA Y ERROR CUMPLE LO QUE PROMETE, PRIMERO ME DI CUENTA QUE DIOS HIZO POR MI LO QUE NO PUDE HACER POR MI MISMO Y SEGUNDO TOME CONCIENCIA DE MI IGNORANCIA E INMADUREZ ESPIRITUAL TERCERO PEDI AYUDA Y APADRINE PARA APRENDER Y APREHENDER PARA CAMINAR EN RUTAS ESPIRITUALES.

    AHORA DESPUES DE VARIOS PROCESOS DENTRO DE LA PRACTICA DEL PROGRAMA COSECHO LOS FRUTOS DE LA PRACTICA DEL PROGRAMA OBTENIENDO ASI LOS BENEFICIOS Y LOGROS QUE COMO RECIEN LLEGADO NUNCA CREI EN ALCANZAR.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s